Ir al contenido principal

Entradas

Se me fue

eran horas de calor, el asfalto incendiaba las suelas, pero la felicidad en tu tierra era como la brisa del lago, la que nunca supimos valorar, la felicidad era el zaguán de tu avenida, el sudor de las mañanas insufribles y de las noches con aquel olor a libertad...como te extraño, hasta mis sueños te piden de vuelta...
Entradas recientes

Crónicas neogranadinas 04

10
escribe el tiempo, sobre no estar y tu permanencia cansada, la falsa imagen impresa en mi mirada
    que sabrá el tiempo de tu mano escondida, de tu tiempo malgastado, que sabré yo esta noche de tus labios, del tacto suave de tu piel, el que regalas a otra vida, esa que no es la mía, por culpa de latitudes no compartidas.

11
Se me olvidó reír, esta tarde descubrí mi hilarante monólogo, el que habla de ti sin saber siquiera un poco para no confundir.

Crónicas neogranadinas 03

07
como querer detener el paso del carbón gastado, detener la correspondencia interna, el después de la resaca de sentimientos encontrados, como el vaso vacío de los tiempos inertes y apáticos del alcohol derramado

08
el dibujo del tiempo en la pared, la humedad y tu piel...
desconocida, musa prohibida, silencio sagrado al contemplar tus caricias

09
las manos en el bolsillo, eterno soñador de cosas imposibles

Crónicas neogranadinas 02

05
La redundancia de mi verborrea dibujada en la tez de un papel pálido y vacío, la ignorancia de mi mirada falseada, como el tiempo y el color de tus labios...
alterna en la palabra dibujada inspirada por la espuma sagrada de la sal eterna en la orilla de este mar de lágrimas de cristal.

06
La esperanza de contemplar la permanencia de este presente en las palmas limpias de tu santuario, como memento prohibido y atesorado.

Crónicas neogranadinas

01

Destrozar el marfil de tu sonrisa será la traición de la verdad bienvenida como destello de sol sobre pupilas blancas
   el golpe de labios al pronunciar la despedida

02

Falso: licor destilado por las tardes de sol // suave sabor amargo de verdades a medias// dulzor a melancolía prematura contenido en matutinos rocíos profundos.

03
Falso: yo

04
se me acabó el espacio, el de tu reverberación, el tiempo lo borrará de tu mirada, como fiel fracaso de mi estadía.

Me construí un domingo

hastiado de no encontrarla
una reproducción infructífera del espacio
apartado del alcohol divino de las tarde  de sol
Preso de mi soliloquio
inerte en la mirada al vacío
decidí fabricarme uno propio
un domingo
desde la mañana hasta la noche
un domingo
de risas y alcohol
un domingo de comida y calor
con recuerdos y todo
ese domingo
de noches por días
lo encontré
en el sueño
en la quimera
en la divina partida de los sentidos
un domingo y nada más
es un día...perdido en tiempo
un domingo hastiado de ser y estar en mi línea de tiempo
un domingo que brinda por su partida...

Terriblemente absurdo

Descubrí ese cristal inerte en mi sien
    refleja los latidos del tiempo inmerso en mí pero desgarradoras premoniciones de mi soliloquio dibuja su latido las venas se abren para recorrer el cenit
las pesadas horas se hacen piedra en las manos cansadas de la tarde y los ojos desvelados sobre la premisa del rencor a la melancolía se embarca de nuevo en un mar de ausencias la impaciencia infinita de ver el neón y confundirlo con estrellas
ya se desgarrará el futuro bañado de alcohol                                                      la huida de lo imprescindible y el medio de vulnerar los pasos recorridos
      Desbaratado en pedazos asincopados  el cristal reposa en el papel, tal cual tinta derramada