Entradas

Oración

¿Para que vas a mirar las miradas que no se ven?
esas indómitas corrientes de sangre que al palpitar
demuestran que tarde es ya para derramar palabras y verdades
vacila una mentira, tan falsa como la verdad que adorna el día

una quimera, eso sos
disyuntiva travesía
el hastío de un corazón vacío
una pieza faltante en el pasado incierto
¿que voy a saber de ti?

...y la verdad, esa mentira te diría
eres la ausencia permisiva de mi piel...

una misiva oculta en la hiel

El espacio alterno de la vida
....que puedo adornar de jazmines tu estadía
sin importar mi desquicio por tu sonrisa...

ya sabes el secreto oculto en mi sacristía
el de velas rojas e incienso de mirra y sal
sagrado, eterno de no poder contar

un corazón delator tuve que ocultar
por mucho tiempo bajo mi fingida sonrisa de tempranillo
oculto de tus ojos rotos
 y la felicidad de cristal

desviar tu vida hacia mi caudal
sería triste tus paso descarriar
no para mi, en la dulzura de esta vida tu labios saborear
pero tu historia despil…

6:51

Desafío reglar una mirada al horizonte intrincado de ángulos urbanos frente a mi ventana
la altura de mi trono no alcanza a ver los ojos del sol
sin embargo, me regala una belleza suburbana y su decadencia majestuosa
propia de una metrópolis de nadie
 las luces lloran allá afuera por la lluvia
Dentro... el frío arrecia a los huesos
no el frío clima, no...ya eso es costumbre de medianoche
me repito lo mismo de hace 3 horas, no vas a salir hoy
pienso en lo cobarde que soy
se me pasa y abrazo las ausencias de nuevo
son cada vez más volubles
        casi tangibles
el tiempo en carne y hueso
helado en su tuétano
sin la compañía de mis fantasmas,
pues verán, no consiguen dar conmigo desde que partí
como almas deambulantes deben estar atormentando otro pobre ser...
fuera de contexto y anacrónicas imágenes de mi pasado en otros ojos ajenos
arreció la lluvia, preparemos ese café, no té, café, no, chocolate menos...
mi tradición caribeña oculta entre mi dermis ha encontrado  a través del frío …

Plusvalía de la noche

Se desveló la noche anacrónica del fin de semana
y se le pasó la hora del amanecer
quemando las nubes volvió a celebrar el alcohol
del demonio que se encierra en las horas del cenit
hace arder la garganta con las quemaduras del licor
que pesada la bruma de la mañana que no se percata de la noche
aún despierta, destila el sudor divino de las razones venideras
para que esperar la luz, las sombras...premonición del tiempo
y la luna encierra las falsas corazas del alma
derramar las lagrimas estériles del destino
las risas vacuas del mañana
sólo el amarillo del ámbar líquido
la panacea del mundo
al viento del alivio
se reflejan en las horas del hastío
pesadas lágrimas de cal y miel
derraman los ojos núbiles de aquel pasado
en los tiempos
en los desvaríos
la noche del día
el alcohol de la plusvalía de la noche


Ya es madrugada

las sombras viajan en mi ventana
en el pesado barco que navega por la bruma de la noche
sonrientes calaveras se dibujan entre las olas de la neblina
desconocidos espantos visitan mi soledad
como una acuarela en movimiento sobre el vitral del tiempo
con la hoz en mano me indican su camino
estupefacto les regalo unas letras
no escucharán el silbido de mi susurro
nunca las frases destiladas por mi garganta serán relevantes al tiempo
ignoradas siempre por su lujuria al andar

10:25 pm

Salir a desafiar el frío con los huesos
después de la visita del pasado lejano
las risas y el ardor del viento en la piel curtida de recuerdos
una oleada en la marea del viento
para volver a ser yo sin descubrir la conciencia de la noche
permanecer oculto en las falsas sombras de una mentira
fui yo, pero no volví a verme allí
no me percaté de las horas ocultas en  la solapa
pesaban las  notas del piano que dibujaban la habitación
 la reverberación y el licor
amargo como siempre, dulce en su compañía
nunca más en esta noche de reflejos de neón
afuera ya dentro...lejos de los anhelos
la fecha de no volver...
las pisadas borradas por la marea
el tiempo diluido en la botella
la del adiós a la soledad mustia de mis ojos

A la sangre del recuerdo

Desdibujada entre la bruma del manto nocturno
como la visita fantasmal indeseada
viene la nostalgia acompañada de su inseparable melancolía
dejé abiertas las ventanas sin razón
entraron por esos tiempos de memorias detenidas
bañadas de alcohol divino
pero diluido por la amargura del tiempo
bañé mis rostro de nuevo conmigo
y desvelado me fui por los techos del pasado
perdido en el recóndito espacio de algún ayer
un día sin contar de aquel presente lejano
de ese pasado de mi futuro
de esa hiel que envenena lentamente la sangre del recuerdo




Allá voy de nuevo

Buscando la inspiración de nuevo en sonidos redundantes
miserable la mirada que me devuelve el espejo
la maldita desgracia de saber quien en realidad soy
allá voy otra vez rodando en mil pedazos por la escalera de esta noche