Aquí...Ahora

Recordé palabras en un instante efímero, pasos de alcohol marcaban un camino antes recorrido y olvidé lo que mi mente divagaba, sin embargo ansiando el recuerdo, encontré el olvido, que irónico es el tiempo, sarcástico bufón de Dios, parece disfrutar con cada latido de lamentos, al fin pensé en escribir lo que mi corazón decía, no hablaba, no callaba nada, la melancolía parecía estática, los recuerdos de días pasados aparecían difusos, más allá en el tiempo que no volverá las carcajadas sonaban, un rostro del que nunca me olvidaré me saludaba, un poco confundido, quizás extrañado de coincidir en mi futuro,así han pasado las horas, inmerso en torres de cristal con aire de artificio pagando por días que no volverán, como un recluso injustamente sentenciado a vagar por los pasillos fríos de miradas inquisitorias que jamás entenderán lo que quieren decir sus sentimientos.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Occidente

He sido

Adiós...hasta pronto