Entradas

Mostrando las entradas de 2014

Ahora

Sin saber a quién recurrir devuelvo mis pasos hacia tu página de luz, en la que ojos cansados desdibujan el presente, encerrado, sin posibilidad de retórica, rebusco ente los rincones el manjar prohibido de la cordura, de la calma, solo doy con la fruta prohibida del conocimiento, en esta hora soy demencia callada, locura tenue, más básica...no sé con quién hablar, envuelto en el capullo del rencor desbarato mis alas, muero antes de nacer y revivo en el lodo, en la misma fosa de antes, no calmo el desespero, me quema el agua y alivia la sangre, no tengo con quién hablar, sólo conmigo..soy locura y demencia encerrado en barrotes de cristal, desaparezco las estrellas, encierro la noche y olvido la luna...para qué soñar me digo sólo soy ese mar que en el hastío golpea la roca que no cede el paso, más fácil sería buscar la salida en el ventanal y volver al plácido silencio de la penumbra eterna de la que venimos todos y a la que algún día volveremos.

Gustavo

Por razones irracionales, por la ira al tiempo, hoy busco entre líneas los mensajes que dejaba tu lírica, poeta, maestro al conjugar labios de rubí, resuenan en mi memoria acordes de guitarras, las mismas letras de mi infancia, un soda de ayer y hoy, que difícil es saber que la fuerza natural te llevó hoy hacia la cúpula, allá donde los x no penetran...añoranza amarga de un nuevo recital, las gracias totales se han de quedar cortas hoy en tu ciudad de la furia, nunca tan susceptible como ayer, tu silencio no fue tiempo perdido, nos enseñó a extrañarte, nos preparo para tu final caja negra, tu track 8... Que triste la venganza del exceso, pero como no pedirte que vivieras al borde, agradecerte más, aquí y allá, en la tierra del fuego un cuerpo inflamable es menos frágil, gracias cerati, genio, ídolo, maestro e inspiración, no te veré volver, me quedará empapelar mi habitación con tu sonido, hoy hago en tu honor un picnic en el 5A,  buenos aires, buenos aires...soledad.

No volver a atrás

Pesa la noche...no pensé que lo haría, las palabras que brotan del vaso de vino, como la copa se quiebran en el aire, son simplemente reflejos de un pasado etéreo, raro es el destino y mis manos añejadas a la rutina, no soy yo, es aquel quién me ve sentado en el espacio del futuro lejano que quedó tan rezagado en su propia cabeza, labios de sol...como las mañanas irrelevantes de agosto, son las horas infinitas de junio iguales a las sobras de las noches de mayo, arrogante como si fuese libre de su destino mira con desdén su futuro, ríe de su reflejo borroso entre el whisky y el alquitrán inhalado,  desperdicia otro minuto de su presente y decide patear el asfalto otra noche más cuando el alma no cargaba el peso del pasado, cuando la vida parecía más abierta como el ventanal de su cuarto, así se quedó ahí sin preocuparse por aquel que lo veía con envidia desde su futuro y prometiéndose a si mismo que nunca sería él, así se le pasó la vida y regresó al mismo sitio que tantas veces repud…

A esta hora

Parece que el tiempo nos olvidó, el susurro del viento entre las horas, la pena del día marchitando el costado de la nostalgia, parece un tiempo pasado este presente anacrónico, el alcohol a distancia, las miradas ciegas de los días festivos del alma,   saber y temer, el mareo de la resaca reclama la piel y las voces certeras de la conciencia anuncian otro desvarío de la piel...

Secuelas 3

Aunque tu no lo sepas, aun llamo tu nombre en las madrugadas, luego me siento y espero a que tu recuerdo no me responda otra vez...

Secuelas 2

Y así, la memoria se consume con cada grano de arena que se desliza al fondo del reloj

Secuelas

Es siempre a la misma hora, 5 de la madrugada, que mi nostalgia se encrudece, en el momento cuando el silencio se torna ensordecedor

Quedan restos de ti

En la ventana, en los muebles, allí en donde el silencio es mas fuerte, en la madrugada, en la cocina, en el sitio preferido donde se acurruca tu ausencia, allí hay restos de ti, en los olores, en las frases recurrentes, donde calienta el sol, en ese lugar se acumulan, es allí donde te encuentro a diario, tan pequeña y tan grande tu presencia irradiaba amor, aquí en las mañanas todo sigue igual, aún hurgo tus recuerdos y encuentro restos de ti, en mi memoria, en las fotos desperdigadas en la casa, donde no podías estar y que siempre fue mi sitio preferido, en el que te apoyabas, donde siempre te encontraban mis manos, al correr, al reír, en ese espacio olvidado por todos donde coincidíamos, en tus ojos, en los míos...es en ellos que se reflejan los preciados restos de ti...